Filosofía

 

Nuestro logo representa nuestras señas de identidad. Nuestra personalidad. No son peces sin más, son salmones. Y aunque suene raro, tenemos mucho en común con los salmones. Estos peces tan bonitos remontan desde el mar el río en el que nacieron, convencidos de alcanzar su meta y superando obstáculos por el camino. Así es esta vida que hemos elegido.

Retrato de un Instante es un estudio pequeño y personal porque creemos en la identidad de nuestro trabajo y queremos mantener nuestra esencia. Desde que comenzamos nuestro camino en el año 2010, nuestro manual de estilo se basa en tres principios fundamentales: el primero es tratar a cada cliente que confía en nosotros con cariño, cercanía y dedicación. El segundo es la profesionalidad y el amor por las cosas bien hechas como única manera de alcanzar el éxito. Y el tercero es conseguir que cada una de nuestras fotografías refleje el carácter y personalidad de las personas que se ponen delante de nuestras cámaras.

Nuestros reportajes se inspiran en el cine, la música, el arte y la naturaleza. La estética de Kubrick, Bergman y Wong Kar-wai. La España más profunda de Delibes y  García Rodero. La elegancia de Cohen y los acordes de Wilco. El fotoperiodismo y la fotografía social son la base de nuestro trabajo como fotógrafos de boda, pero también tenemos algo de retratistas, paisajistas, fotógrafos de moda o a veces incluso de guerra. No somos amigos de lo fingido ni de lo ficticio. Contamos historias reales y lo hacemos a nuestra manera.

Somos muy conscientes de la importancia de nuestro trabajo y lo asumimos con mucha responsabilidad. Las parejas que nos encargan fotografiar el día de su boda realizan un ejercicio de confianza en nuestra mirada y nos permiten trabajar con libertad. Mientras tanto, los novios se dedican a compartir y disfrutar con su familia y amigos que es donde tienen que estar.

Nos gusta trabajar en entornos naturales y sentir el sol (y también la lluvia) bajo nuestras cabezas. Cada temporada recorremos España de cabo a rabo y nada nos gusta más que enriquecernos de su inagotable diversidad. Nos encantan las bodas sencillas, cuidadas y bonitas en las que nos los novios sienten una conexión especial con nuestra forma de contarlas. Si es este vuestro caso nos tomamos un café y hablamos.